Desde que se desato la crisis de crédito en Estados Unidos durante el 2008, debido al exceso de preśtamos que los bancos otorgaron a individuos que no tenían la capacidad para ejecutar los pagos, uno de los primeros valores sociales que se puso en juego fue la confianza.

Una serie de decisiones equivocadas fueron tomadas por los "expertos", lo que llevó finalmente al estallido de la burbuja inmobiliaria con las consecuencias por todos conocidas sobre el sector financiero y la economía real. ¿El desenlace? una crisis de proporciones, con efectos globales.

Para evitar que situaciones de este tipo vuelvan a ocurrir, CFA Institute y un equipo de asesores de la industria financiera liderados por John Kay, lanzaron el proyecto Futuro de la Finanzas, análisis de largo plazo para formar una industria confiable y con visión al futuro.

La iniciativa tiene como objetivo proporcionar las herramientas para motivar y permitir al mundo de las finanzas a comprometerse con una práctica justa, un mejor entendimiento, y la integridad personal.

"La industria financiera global puede ser una extraordinaria fuerza para el bien, pero hay mucho trabajo por hacer para darle forma para las futuras generaciones ", dijo Kay, presidente del consejo asesor del Futuro de las Finanzas.

"Este proyecto está diseñado para que profesionales e inversionistas que están dentro y fuera de las finanzas participen y ayuden a resolver los problemas del sistema financiero global. Podemos alcanzar un cambio positivo en las finanzas, pero el cambio comienza con todos nosotros los líderes de la industria, los profesionales de finanzas, las agencias gubernamentales, los reguladores financieros y el público en general. Es un proyecto ambicioso que no sólo tiene como objetivo reunir las mejores ideas, sino hacerlas una realidad", afirmó Kay.

Como un primer paso, el proyecto del Futuro de las Finanzas, dió a conocer la Declaración de los Derechos de los Inversionistas , una lista de principios destinados a ayudar a los compradores de productos de servicios financieros a exigir la conducta que tienen derecho a esperar de los proveedores de servicios financieros.

A continuación le presentamos el listado de los derechos y deberes:

-Mantener una conducta honesta, competente y ética que cumpla con la normativa aplicable.

-Asesoramiento independiente y objetivo y asistencia sobre la base de un análisis informado, un juicio prudente y diligente.

-Los intereses económicos deben primar por sobre el de los profesionales y de la organización.

-Trato justo con respecto a otros clientes.

-La divulgación de los conflictos existentes o potenciales de interés en la provisión de productos o servicios.

-Comprender las circunstancias, por lo que cualquier consejo siempre es adecuado y basado en los objetivos y limitaciones financieras.

-Comunicación clara, precisa, completa y oportuna que utilice un lenguaje sencillo y se presente en un formato que transmite la información de manera eficaz.

-Una explicación de todas las comisiones y gastos cargados y la información que muestra que estos gastos sean justos y razonables.

-Confidencialidad de la información.

-Registros adecuados y completos para apoyar el trabajo.