Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo este jueves que firmó una ley para redistribuir los ingresos extraordinarios por el alza del petróleo y vaticinó que el precio internacional del crudo seguirá subiendo debido a los enfrentamientos en Libia.

Venezuela elaboró las cuentas nacionales para el 2011 con un precio promedio del barril de US$40. Este jueves, los futuros del crudo cerraron en Estados Unidos con un alza del 0,75% a US$112,29 por barril.

Chávez explicó que cuando el precio del crudo supere los US$70 y llegue a US$90 la cuota del total de la diferencia será de una base del 80%; de US$90 a US$100 se tomará el 90% de la diferencia y cuando el precio sea mayor de US$100 será del US$95.

El mandatario sostuvo que los excedentes del precio del crudo irán a un fondo especial de desarrollo.

"El decreto es para incrementar el aporte fiscal y el aporte del recurso petróleo al desarrollo", sostuvo durante una intervención telefónica en un programa de la televisión oficial.

La Asamblea Nacional otorgó poderes especiales a Chávez a finales del 2010, para que gobierne por decreto en medio de un temporal que provocó cientos de miles de damnificados en el país petrolero.