Caracas. “No hay crisis económica, porque esta es una economía sólida". Así lo sentenció el presidente Hugo Chávez, apoyándose en indicadores como el incremento del salario, reducción de la pobreza, inversión en programas sociales e inflación, pese a la caída del PIB, que ubicó por debajo de 5% en los últimos cuatro trimestres.

"Es tan fuerte nuestra economía que nosotros este año hemos aumentado sueldos a pesar de la caída del PIB", dijo en el programa Aló Presidente N° 363, transmitido desde el Palacio de Miraflores, junto al gabinete económico. "Ya tocamos fondo y comenzamos a salir", refiriéndose al PIB venezolano, "a pesar de los problemas que tenemos con la inflación".

El primer mandatario indicó que mientras el promedio de inflación del gobierno de Carlos Andrés Pérez fue de 45,3% y de Rafael Caldera se elevó a 59,6%, en los 11 años de revolución bolivariana se ubica en 22,2%.

"Venezuela viene cumpliendo las metas del milenio", aseguró Chávez. Agregó que durante su mandato la pobreza extrema pasó de 42%, registrada en las administraciones anteriores, a 7,2% en la actualidad. "Estas líneas tienen que seguir bajando, llegar a cero", indicó.

Reconoció que al igual que la caída del PIB, la inflación es uno de los problemas que enfrenta su gobierno.