Chile anotó un superávit comercial de US$290 millones en marzo, apoyado en una mejoría de sus envíos industriales, aunque las importaciones mostraron su mejor desempeño en lo que va del año, en una lectura que apuntaría a una incipiente recuperación en algunos sectores.

En el tercer mes, las exportaciones alcanzaron a US$5.504 millones, un alza interanual del 6,2%, pese a los menores envíos mineros tras una huelga en la mina Escondida, el mayor yacimiento mundial de cobre.

No obstante, las exportaciones industriales subieron un 10%, mientras que los envíos agropecuarios, de vinos y pesqueros crecieron en su conjunto un 2,9% en el tercer mes.

Las importaciones, en tanto, aumentaron un 11% a US$5.214 millones en marzo, su mejor nivel de los primeros tres meses del año, en línea con recientes comentarios de autoridades sobre una gradual recuperación de las compras de equipos y maquinarias desde el exterior.

Con todo, el saldo positivo de la balanza comercial alcanzó a US$1.246 millones en el primer trimestre. Pese al menor desempeño de la minería, los envíos totales del país crecieron un 4,5%, a US$15.754 millones. Las importaciones, en tanto, subieron un 12,2%.

Para el 2017, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo en la balanza comercial de US$8.500 millones.