Santiago. Chile registró una inflación del 3% en 2020, en el centro del rango del Banco Central, mientras que en diciembre los precios avanzaron un 0,3%, levemente por encima de las expectativas del mercado, informó este viernes el gobierno.

En el alza del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del último mes del año pasado, divulgado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), influyó el avance en vestuario, calzado y equipamiento del hogar.

En cambio, disminuyeron los precios de bebidas alcohólicas y tabaco.

Operadores consultados por el Banco Central habían estimado que la inflación de diciembre sería de 0,2%, pero señalaban un avance de los precios de 3% para el año.

El rango de tolerancia del Banco Central es de entre 2,0 y 4,0%. En su Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, el organismo estimó que la inflación alcanzaría 2,8% en 2020 desde un cálculo previo del 2,4%.

El Banco Central mantiene desde marzo, mes en que llegó la pandemia de coronavirus a Chile, la tasa de interés referencial en su mínimo técnico del 0,5% para ayudar a aliviar el impacto de la crisis y ha señalado que mantendrá el estímulo por un lapso prolongado.

Por su parte, el Congreso chileno aprobó dos retiros parciales de los ahorros en los fondos de pensiones privados -en julio y diciembre- como medida para paliar la crisis desatada por la pandemia, una decisión que ayudó a reactivar el consumo y el comercio.

La actividad empezó a mostrar signos de recuperación en la medida que avanzaba el desconfinamiento en el país a partir de agosto. Sin embargo, tras una disminución de los contagios, las cifras sanitarias han comenzado a deteriorarse nuevamente en las últimas semanas, lo que coincide con el inicio del verano austral y las vacaciones.