Santiago. El director del Servicio de Impuestos Internos (SII) de Chile, Julio Pereira, dijo este miércoles que el país sudamericano se encuentra actualizando sus políticas tributarias al estándar de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

En el marco del seminario, “Servicio de Impuestos Internos en el Siglo XXI”, organizado por Universidad Gabriela Mistral, Pereira detalló las principales modificaciones sugeridas por la OCDE al sistema de tributación chileno, para cumplir con los parámetros internacionales que cumplen los países que la integran y anunció el envío de un anteproyecto de Ley para materializar dichos cambios.

“El anteproyecto está en manos del (ministerio de) Hacienda. Incorporamos algunos criterios que nos entregó la OCDE para perfeccionar el sistema”, sostuvo Pereira durante el seminario.

El director del SII explicó que el organismo elaboró un anteproyecto de ley que modificará aspectos del actual Artículo 38 de la Ley de Rentas, como la clasificación de los métodos utilizados para calcular los tributos; la obligación de presentar la documentación respectiva para los contribuyentes; los acuerdos anticipados de precios; y, específicamente, los ajustes correspondientes a la eliminación de doble tributación, en casos de ajustes de precios debido a transferencias efectuadas por administraciones tributarias de otros países.

Esta iniciativa legislativa “contempla el requerimiento de información y la posibilidad de realizar acuerdos de precios anticipados, tanto unilaterales como multilaterales”, dijo al explicar que justamente la OCDE, organismo que reúne a las 31 economías más desarrolladas del mundo, le recomendó al país mejorar estos aspectos.

El jefe del organismo informó que funcionarios de su repartición “en forma permanente asisten al grupo de trabajo Nº 6 de la OCDE, en París, donde se discuten las últimas modificaciones que se requiere realizar sobre intangibles y a la información que los contribuyentes deben entregar al servicio para cumplir con las normas de precio de transferencias”.

Los llamados precios de transferencias son los valores que se pagan entre empresas relacionadas que forman parte de una compañía multinacional por la compra de bienes o servicios. Estas operaciones se controlan a través del mecanismo de “firmas independientes” o “arm’s length”, que establece que si las condiciones pactadas por dos empresas vinculadas en sus relaciones comerciales y/o financieras son distintas a las aplicadas a otras firmas independientes, cualquier utilidad que se produzca en su beneficio (pero que por estar vinculadas no ocurrieron), deben ser incluidas como ganancias de la firma y pagar los impuestos correspondientes.