Santiago.- Chile se incorporará al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), dado el ingreso al Parlamento del proyecto de ley que permitiría al país sudamericano ser miembro pleno de la entidad y participar de sus iniciativas de financiamiento, según informaron altos funcionarios chilenos.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, expresidente (1994-2000) y actual embajador en Misión Especial para el Asia-Pacífico de Chile, anunciaron la determinación del gobierno, que pasará la próxima semana a discusión en el Parlamento.

"El BAII tiene el potencial de ser una excelente fuente de financiamiento para Chile, donde hay interés en obtener mecanismos de financiamiento alternativos a los ya existentes, por lo que participar del BAII es una oportunidad", señaló a la prensa Larraín.

De aprobarse el Tratado Constitutivo del BAII, el país sudamericano participaría del banco con un total de 100 acciones por un valor de US$10 millones, de los cuales se debe aportar en recursos frescos por US$2 millones, pagaderos en 5 cuotas anuales de US$400.000 cada una, precisó el Ejecutivo.

"Esto no solo mejorará nuestras alternativas para créditos, sino también y más importante, podremos participar de los grandes proyectos de conectividad que se desarrollarán en las próximas décadas entre América y Asia", dijo Larraín en una actividad pública.

Destacó que China "es por lejos" el principal socio comercial de Chile, con un intercambio comercial que totalizó en 2018 los US$42.750 millones, lo que significó un alza interanual de 20,8%, según el Ministerio de Comercio chino.

"Al ser China nuestro socio más importante, es necesario identificar sinergias entre ambos países y sus estrategias de desarrollo", añadió el ministro.

Frei Ruiz-Tagle, en tanto, declaró que es fundamental para Chile ingresar al BAII "para poder seguir desarrollando una de sus fortalezas más importantes: su desarrollo en infraestructura, y porque le da estabilidad".

El embajador recalcó que, frente a las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la entrada a este banco otorga a Chile "seguridad y tranquilidad para el desarrollo de nuestros proyectos".

Las autoridades valoraron que Chile haya sido uno de los países de la región en incorporarse al BAII, al cual han postulado Perú, Argentina, Uruguay y Brasil.

También destacaron la intención del país asiático de promover el desarrollo de proyectos de infraestructura en zonas geográficas estratégicas para fomentar los flujos de comercio e inversión, y mejorar la conectividad y cooperación entre países.

La expresidenta chilena, Michelle Bachelet, selló el ingreso de su país al BAII tras una gira por China en mayo de 2017.

Chile se unirá oficialmente al BAII una vez que complete los procesos nacionales necesarios y deposite su primer aporte de capital a la entidad.