Un aumento en la proyección de inflación para el 2011 y un rango de crecimiento para el 2011 similar al proyectado en diciembre del año pasado anticipó el Banco Central de Chile en el Informe de Política Monetaria (IPOM).

El Informe estima que la inflación total sobrepasará durante algunos trimestres el límite superior del rango meta, en gran parte por el efecto de los mayores precios del petróleo y sus derivados. Así, alcanzará en diciembre un aumento anual de 4,3%, que se compara con el 3,3% considerado en el IPOM de diciembre del año pasado.

Gran parte de este aumento responde al impacto directo del mayor precio de los combustibles, mientras que en el caso de los alimentos no perecibles, los datos efectivos de inflación de los últimos meses muestran un incremento que ha ido a la par con el previsto en diciembre.

La variación anual del IPC volverá a ubicarse dentro del rango de tolerancia durante el segundo trimestre del año 2012 y que se instalará en 3% a fines del próximo año.

Respecto del crecimiento, se destaca que el aumento de 5,2% anual del PIB en el 2010 llevó a que las brechas de capacidad se hayan cerrado. En este sentido el impulso de la política monetaria fue clave en la recuperación de la economía.

El documento resalta que la actividad económica crecerá este año en un rango de 5,5% y 6,5%, igual al previsto en diciembre, aunque en esta ocasión el balance de riesgos está sesgado al alza. Señala que, en el escenario base, las brechas de capacidad se mantendrán cerradas durante todo el horizonte de proyección.