Santiago. El gobierno chileno buscará estabilizar la deuda pública y recuperar la calificación de riesgo rebajada el año pasado, en un intento por sanear sus finanzas y dar mayor dinamismo a su economía, dijo este jueves el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El jefe de las finanzas chilenas enfatizó en un foro empresarial que el presidente conservador Sebastián Piñera fijó como meta crecer entre 3,5% y 4,0% en promedio bajo su mandato. No obstante, esto debe ir acompañado de una mayor responsabilidad fiscal.

"No es sostenible que la deuda fiscal se doble cada cuatro años. Ese es el camino del despeñadero", dijo Larraín, al resaltar que la deuda pública se duplicó hasta casi un 24% del Producto Interno Bruto en los últimos cuatro años.

Por ello, el ministro se comprometió a estabilizar el nivel de la deuda pública, lo que debería allanar el camino para mejorar la nota de riesgo del mayor productor mundial de cobre.

"(Vamos a) crear las condiciones para recuperar la clasificación de riesgo país y no porque queramos batir algún récord, sino porque creemos que esta es la forma en que podemos llevar más bienestar a los chilenos", comentó Larraín.

En julio del 2017, la agencia Standard & Poor´s aplicó la primera rebaja de calificación al país sudamericano en 25 años a "A+" desde "AA-", luego de un largo período de débil crecimiento ante los bajos precios del cobre, el principal producto de exportación.

Esa nota fue seguida un mes después por la agencia Fitch, que bajó la nota soberana de Chile a "A" desde "A+".