Santiago. Chile tuvo en 2012 un superávit fiscal equivalente al 0,6% del Producto Interno Bruto (PIB) estimado, gracias a ingresos superiores a los previstos y a una economía local que mantuvo su dinamismo.

El superávit anual fue de US$1.519 millones, informó este miércoles la Dirección de Presupuesto.

Los ingresos percibidos por el país subieron un 1,3% a US$59.846 millones.

"Los ingresos resultaron mayores a lo previsto, producto del dinamismo de la economía", dijo la directora de Presupuesto, Rosanna Costa, en un comunicado. El Producto Interno Bruto habría crecido cerca de un 5,5% en 2012.

En tanto, los gastos anuales se expandieron un 4,7% a unos US$58.327 millones.

En el cuarto trimestre del año pasado, el mayor productor mundial de cobre tuvo un déficit fiscal equivalente al 1,1% del PIB estimado.

En la recaudación anual se observó una caída del 14,2% de los impuestos pagados por la gran minería privada, pero un alza del 8,4% de los impuestos a la renta del resto de los contribuyentes.

Por otra parte, el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) cerró 2012 con un saldo de US$14.997,5 millones, mientras que el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) quedó en US$10.418,5 millones.

Otros activos del Tesoro Público totalizaron US$13.350 millones.