La Paz. Al primer trimestre de este año, Chile desplazó a Argentina al cuarto lugar en el envío de remesas de migrantes bolivianos a sus familiares. Las divisas provenientes de Chile llegaron al 8% (US$ 23 millones) del total acumulado hasta marzo, cuya cifra alcanzó a US$s 287,8 millones.

Según un reporte del Banco Central de Bolivia (BCB), España continúa ocupando el primer lugar con el 47% de las remesas enviadas al país. Le sigue Estados Unidos (17,8%), Chile (8,0%), Argentina (7,9%) y Brasil (5,4%). El restante 13,9% lo conforman otros países.

Durante el primer trimestre de 2014, Bolivia recibió US$ 287,8 millones, monto mayor en US$98,2 millones respecto al mes anterior. “Por destino, los tres primeros meses del año las remesas llegaron a los departamentos de Santa Cruz 41,6%, Cochabamba 28,7%, La Paz 17,1% y al resto del país 12,6%”, según el ente emisor.

Desde septiembre de 2013 que el envío de remesas familiares desde Chile ha ido en constante aumento y, a junio de ese año, ya representaba el 5,7% del total. Uno de los factores para este crecimiento son los elevados salarios que se pagan en Chile.

De acuerdo con los datos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, Chile ocupa el cuarto lugar, después de Argentina, España y Brasil, como destino preferido por los bolivianos para migrar. 

De los 31.313 connacionales residentes en ese país registrados hasta el año pasado, el 41,1% son de Santa Cruz, el 28,5% de Cochabamba, el 17,7% de La Paz y el 12,7% restante de otras ciudades.

Tarapacá y Antofagasta, en el norte de Chile, son las regiones preferidas para migrar, debido a la cercanía con sus lugares de origen. De acuerdo con testimonios de autoridades provinciales de Oruro y de algunos propietarios de empresas de transporte, los bolivianos viajan por los altos salarios que se pagan, pese al elevado costo de vida.

La mayoría de los migrantes se dedica a laborar en los sectores de la construcción, agricultura, minería y como estibadores en los puertos del norte chileno. Los salarios fluctúan entre US$50 y US$100 por jornada. Incluso se llega a pagar hasta US$200 por día cuando son oficios calificados, como el de mecánico.

Comparativamente, las remesas enviadas desde Chile entre enero y marzo de este año crecieron en 64% respecto a similar periodo de 2013, al haber pasado de US$14 millones a US$23 millones, según datos extractados del sitio web del BCB.