La economía mundial retomó el crecimiento durante 2010, principalmente por el desempeño de China, Corea y otros países del mundo emergentes. Esta es la conclusión del informe “Evolución Económica de los Principales Socios Comerciales”, elaborado por la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales de Chile (Direcon).

La reactivación estuvo marcada por una recuperación del volumen del comercio mundial, aumento en los precios, del consumo y de la inversión privada, además del establecimiento de planes de estímulos monetarios y fiscales.

Sin embargo, en algunas economías desarrolladas y en desarrollo, se redujo la tasa de crecimiento por la incertidumbre económica en el mundo desarrollado, el bajo ritmo de producción industrial, la estrechez crediticia, alto desempleo y la finalización de algunas medidas de estímulo, junto al déficit fiscal presente en varias economías relevantes.

Durante el ejercicio anterior el PIB real mundial se habría expandido a una tasa anual de 4,8%, según cifras entregadas por el Fondo Monetario Internacional, entidad que proyectó un crecimiento de 4,2% para el 2011. Estos resultados se explicaron, principalmente, por el buen desempeño de las economías emergentes, especialmente de Asia, y la expansión, aunque en menor medida, en la actividad económica de los países desarrollados.

Por su parte, el Banco Mundial situó el crecimiento mundial de 2010 en 3,9% y en un 3,3% para 2011.

Pese a la expansión mundial del año pasado, continúa la incertidumbre sobre la velocidad de la recuperación por el leve enfriamiento demostrado por algunas economías desarrolladas. Este ritmo de crecimiento y el comercio internacional se podrían ver afectados, en el mediano plazo, a raíz de los elevados déficits fiscales y las altas tasas de desempleo.

El informe constató la preocupación por la evolución futura de la inflación por el aumento en los precios de los productos básicos, así como el exceso de liquidez monetaria. Agregó que el desafío es mantener la recuperación económica en un contexto de desequilibrio fiscal e inflación moderada.

El informe detalla la evolución económica de Estados Unidos, Unión Europea, Japón, China, Corea del Sur, Brasil y Argentina, entre otros.