Santiago. El gobierno chileno pretende reasignaciones fiscales por US$2.920 millones durante sus cuatro años de gestión, adelantó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El monto es complementario a las reasignaciones anunciadas por US$730 millones, anunciadas para enfrentar la reconstrucción tras el terremoto del pasado 27 de febrero.

"El gasto público ha crecido, en promedio, 10,4% anual real en los últimos cuatro años. Es un crecimiento enorme y creemos que hay posibilidades de reasignar", dijo citado por el diario local La Tercera.

Según cifras aportadas por Larraín, para costear el período 2010-2013 se requieren recursos por US$20.234 millones.

De ese monto, US$8.431 millones serán destinados a la reconstrucción, US$9.255 millones al programa de gobierno y US$2.549 millones para paliar el déficit fiscal.

Las estimaciones oficiales apuntan a que la mayor parte de estos recursos serán aportados por el crecimiento económico, con US$7.500 millones, la recaudación tributaria, por US$3.240 millones, y las reasignaciones fiscales.