Santiago. Las exportaciones de Chile anotaron en septiembre su primera caída en más de dos años, en medio de un escenario de desaceleración de la economía mundial, mientras que sus importaciones avanzaron alentadas aún por una dinámica demanda interna.

Los envíos cayeron un 3,1% en el noveno mes del año a US$6.609 millones, dijo este viernes el Banco Central, en su primera baja desde agosto del 2009.

La caída de las exportaciones estuvo influida por el menor desempeño de los envíos de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial y cuyo precio global anotó un desplome en septiembre.

Los envíos del cobre alcanzaron a US$3.305 millones, frente a los US$4.256 millones de septiembre del 2010, y también fueron inferiores a los US$3.609 millones de agosto.

Las importaciones del país, en tanto, subieron un US$30,7 a US$6.285 millones.

Con ello, el saldo positivo de la balanza comercial se redujo a US$324 millones en septiembre.

En el desempeño de las exportaciones destacó el sector industrial, liderado por la celulosa y los alimentos, que continúan con su recuperación tras los efectos del devastador terremoto del año pasado.

Balanza acumulada. En los primeros nueve meses de este año, la balanza comercial arrojó un saldo positivo de US$10.009 millones, cifra que se compara con el superávit de US$11.442 millones registrado en igual período del 2010.

Entre enero y septiembre, las exportaciones sumaron US$61.911 millones, un incremento interanual del 20,8%.

Las importaciones llegaron a US$51.902 millones, un alza interanual del 30,4%.

Para todo el 2011, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo de la balanza comercial de US$12.700 millones, mientas que para el próximo año ha estimado un superávit de US$8.300 millones.

El organismo rector ha proyectado exportaciones por US$82.600 millones e importaciones por US$69.600 millones para este año.