Santiago. La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) aseguró que el incidente de vulneración de datos de 14.000 tarjetas de crédito provendría de un comercio internacional.

Desde la institución aseguraron que “no se ha detectado una vulneración de los sistemas de las entidades financieras ni de los operadores hasta el momento”.

Agregaron que se encuentran trabajando arduamente para identificar el origen de la filtración junto a las entidades afectadas.

Durante esta investigación habrían determinado que se trataría de un comercio internacional.

El titular del organismo, Mario Farren, calificó la situación como “grave” y llamó a los bancos a tomar las máximas precauciones para detectar cualquier fraude relacionado con este incidente.

Enfatizó también en que la situación no compromete la estabilidad del sistema financiero ni la cadena de pagos.

Fiscalía inicia investigación. El fiscal jefe Metropolitano Oriente, Manuel Guerra, confirmó el inicio de la investigación por la masiva filtración de datos bancarios que se dio a conocer este miércoles.

“Se inició investigación por la filtración de datos de oficio por parte nuestra, tenemos que ver si hay ciberespionaje o delito informático”, indicó Guerra.

También buscarán descubrir “si hay clonación de tarjetas de acuerdo con la ley de uso fraudulento de tarjetas de crédito”.

Indicó que se recabará información de las distintas entidades bancarias, por lo que se va a pedir información, entre otras empresas, a Transbank.

“Obviamente que nos interesa ver y determinar en primer lugar cuales tarjetas fueron efectivamente activadas, en cuales se pudieran haber generado sustracciones de dinero que obviamente es un hecho de bastante gravedad que revela que tenemos una debilidad estructural”, explicó el persecutor.

Dijo que esperan que haya colaboración por parte de los bancos, porque “sino tendremos que pedir las autorizaciones judiciales si hubiese resistencia, pero no creo que ocurra”.