Santiago. La meta del presidente electo de Chile, el empresario de derecha Sebastián Piñera, de lograr un crecimiento económico anual del 6% es "factible", afirmó su futuro ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Piñera, el primer mandatario conservador elegido democráticamente en 52 años, asumirá el mando de la nación junto a su gabinete el 11 de marzo.

"Los objetivos en términos económicos (del nuevo gobierno) son la creación de un millón de empleos en el período 2010-2014, es decir 200.000 por año en promedio, y en segundo lugar y muy relacionado con lo anterior, un crecimiento del 6% anual", dijo Larraín a la radio local Agricultura.

El futuro ministro, que estudió en Harvard, sostuvo que éstas no eran metas fáciles de lograr, pero que eran factibles. "Chile lo ha logrado en el pasado y hay países de niveles similares y que logran este tipo de conquistas", aseveró Larraín.