Santiago. La inflación registrada en Chile en marzo, después del terremoto que afectó al país el 27 de febrero, fue menor a la esperada, pues el Índice de Precios al Consumidor anotó un alza de 0,1% el tercer mes del año.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que hubo alzas en diez de las doce divisiones que mide la canasta.

Los principales aumentos fueron en educación, con un crecimiento de 3,2%; y alimentos y bebidas no alcohólicas, con un alza de 0,9%, indicó Emol.

Estos aumentos se vieron contrarrestados por bajas en sectores como transporte, que bajó 1,7%; y por recreación y cultura, con un retroceso de 0.9%.

En febrero el IPC fue de 0,3%.

En la medición se imputaron los precios de las regiones más afectadas por el sismo: Maule y Bío Bío.