Santiago. Los chilenos comenzaron este jueves el proceso para retirar el 10% de sus ahorros previsionales, una medida aprobada la semana pasada para aliviar la crisis que ha generado el coronavirus, y que puede suponer la salida de entre US$15.000 y US$20.000 millones de los fondos de pensiones.

En el primer día del proceso, al menos un millón de personas se lanzaron a solicitar de manera presencial o por internet a solicitar el retiro. Oficinas de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a lo largo Chile recibían a miles de personas que hacían fila para acceder a sus fondos.

"Durante las primeras horas han sido más de 1.100.000 afiliados que han podido ingresar su solicitud de retiro de manera exitosa", dijo al mediodía Fernando Larraín, jefe de la asociación de AFP.

La Dirección de Presupuestos (Dipres) del Ministerio de Hacienda concretó que el monto total de retiro del 10% ascenderá a US$18.461 millones y que tendrá un impacto fiscal será cercano a los US$6.002 millones, es decir, un 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Estos fondos se encuentran depositados en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), empresas privadas encargadas de gestionar el ahorro individual obligatorio en el que se basa el modelo chileno, mediante el cual cada trabajador aporta un 10% mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila.

En una primera etapa, todo el proceso para solicitar el retiro anticipado del 10% de los fondos que cada ciudadano tenga acumulado se hará de manera telemática a través de Internet, aunque desde el comienzo de la semana se han visto filas de personas en algunas AFP para pedir información.

El monto mínimo a retirar por la persona que quiera acceder anticipadamente a este 10% de sus ahorros será de 35 Unidades de Fomento (UF) -unidad monetaria cambiante de existencia no física que se utiliza en Chile para ajustar las transacciones comerciales, contables y bancarias de acuerdo a la inflación-, lo que equivale aproximadamente a un millón de pesos (unos US$1.300).

El monto máximo será equivalente a 150 UF, que son alrededor de 4,3 millones de pesos (unos US$5.500).

El retiro de parte de las pensiones era fuertemente resistido por el gobierno de Sebastián Piñera, que ha lanzado varios programas de ayuda económica para enfrentar los efectos de la pandemia. Sin embargo, la ley fue aprobada con amplia mayoría en el Congreso, incluso con votos de legisladores oficialistas.

El sistema de AFP, instaurado durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), maneja activos por más de 200.000 millones de dólares y ha sido duramente criticado en los últimos años debido a las bajas pensiones que entrega.

El Banco Central, que hace unos días dijo que monitorizaría de cerca los efectos del retiro de fondos en el mercado local porque implica la liquidación de activos por parte de las AFP, señaló el jueves que implementará a partir de la próxima semana un programa especial de operaciones de compra al contado de instrumentos elegibles emitidos por empresas bancarias.

Los afiliados tendrán a partir de este jueves un plazo de 365 días para realizar la solicitud, independientemente de si la pandemia de coronavirus se mantiene o ha remitido en ese tiempo.

*Con información de DW y Reuters.