Santiago. Chile ha emitido bonos verdes por US$6.228 millones, con lo que logró una tasa récord en este tipo de colocaciones, informó el Ministerio de Hacienda.

La entidad continuó este miércoles con el plan de colocaciones de bonos de Tesorería para 2020, que inició el martes con la apertura de bonos en el mercado europeo.

Se generaron durante esta jornada bonos verdes en dólares por un monto total equivalente a US$1.650 millones.

La operación incluyó la emisión de un nuevo bono verde con vencimiento en 2032, por US$750 millones, así como la reapertura del bono verde con vencimiento en 2050, emitido en 2019, por US$900 millones.

El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, señaló a la prensa que "los resultados de esta operación, en conjunto con los ya obtenidos en la emisión en euros, confirman el alto grado de confianza de largo plazo en nuestro país por parte de los inversionistas internacionales".

Con esta acción se completó el plan previsto para el mercado externo en 2020, el cual contemplaba un monto de financiamiento de US$3.300 millones en el mercado externo.

Añadió que "estas operaciones aprovechan un buen momento de mercado, lo que nos permitió conseguir financiamiento a tasas históricamente bajas."

Esto, dado que el bono a 12 años alcanzó una tasa de 2,571%, mientras que la reapertura del bono a 30 años obtuvo una tasa de 3,275%, la más baja que el país ha logrado en su historia para un plazo similar.

La demanda fue equivalente a 2,5 veces para el bono a 12 años y 2,0 veces para el bono a 30 años.

Sobre la cualidad verde del bono, el ministro recordó que "estas emisiones en moneda extranjera, euros ayer y hoy en dólares, al igual que las del año pasado, destacan por ser en bonos verdes. Es decir, que los recursos recaudados en estas emisiones se utilizarán en activos y proyectos que contribuyan a la acción climática".

En conjunto, la participación de inversionistas "verdes" fue de US$212 millones, lo que corresponde a un 13% del total demandado.

En el caso de la transacción del martes en euros, la proporción de inversionistas verdes fue de aproximadamente un 30%.

De acuerdo al gobierno, "esta nueva emisión fortalece la posición de Chile en el mercado de bonos verdes, destacando de forma concreta su compromiso frente al cambio climático".

Con esta acción se completó el plan previsto para el mercado externo en 2020, el cual contemplaba un monto de financiamiento de US$3.300 millones en el mercado externo.

Según lo informado en el plan de colocación de bonos para este año, además de lo emitido en moneda extranjera esta semana, se contempla la emisión de bonos en moneda local por US$5.400 millones.