El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dio cuenta del estado de la Hacienda Pública en el Congreso, ocasión en que se discutieron las cifras en que se sostiene el proyecto de Presupuesto para 2013, oportunidad en la que se confrontaron las posiciones discrepantes especialmente en torno a la cifra destinada a Educación.

Parlamentarios de oposición plantearon que el incremento propuesto es “insuficiente”, pues únicamente contiene el aumento que está previsto por efecto de la reforma tributaria para el primer año y no agrega nada de lo que debiera corresponder al crecimiento normal de cualquier año.

Ricardo Lagos Weber (PPD) sostuvo que “solamente se van a asignar los recursos de la reforma tributaria, o sea que si no hubiera habido reforma, y extraemos los US$12.257 millones, el presupuesto de educación hubiera sido cero”.

Andrés Zaldívar (DC) advirtió que “si no se suman más recursos se estaría faltando a la fe pública, porque se ha reiterado que todos los recursos de reforma tributaria serían para Educación y resulta que no es así. Espero que en la discusión podamos aclarar esta diferencia y ver cómo reponemos lo que se dijo que se haría con el ajuste tributario aprobado”.

Los legisladores reclaman que los recursos provenientes de reforma tributaria deben ser adicionales al incremento de 4,8% que el presupuesto de Educación debiera tener sin ajuste impositivo.

Zaldívar manifestó que “si aplicamos el 4,8% o 4,5% faltan US$720 millones, por lo tanto el presupuesto de Educación es insuficiente”, advirtiendo que “el tema de Educación va a ser el de mayor conflicto”.

Tras su exposición, el ministro Larraín rechazó las críticas al presupuesto de Educación y sostuvo que es “imposible” reasignar US$700 millones a esa partida, como pide la oposición.

“Tenemos un presupuesto que aumenta poco menos de US$2.900 millones, hay del orden de US$1.400 millones de gastos comprometidos por programas existentes y leyes aprobadas. Eso genera una holgura del orden de US$1.500 millones para todo el resto. Si dedicamos US$1.700 millones a Educación no tenemos recursos. Ese planteamiento significa dejar sin recursos a muchos otros sectores. No nos parece un planteamiento adecuado”, indicó.

Explicó que “son US$900 millones de recaudación promedio de 5 años, lo que es la base que nos da la reforma tributaria. Sin reforma el presupuesto habría crecido entre 2,5 y 2,8%, ese crecimiento promedio del presupuesto, si se lo aplicamos a Educación, da del orden de US$300 millones”.

Añadió que “no nos parece responsable destinar en un año, el que más crece. La recaudación de la reforma crece US$1.257 millones el primer año, y en segundo cae US$715, por lo tanto lo lógico y lo responsable es tomar un promedio de los cinco años y a ese promedio se le suma lo que habría ocurrido sin reforma tributaria”.

Escalona cuestiona cifra de 4,8%. El presidente del Senado, Camilo Escalona (PS), puso en duda que el propyecto presentado por el gobierno represente un incremento de gasto de 4,8%, señalando que tiene datos que dan cuenta de que sólo alcanza a 4,1%.

“La unidad de asesoría presupuestaria del Senado discrepa de la cifra que entregó el ministro, porque si miramos el total de gastos de la ley de 2012 aprobada, con el proyecto de 2013, el aumento es de 4,1%. Hay un problema severo respecto al manejo de las cifras”, indicó.

Asimismo, rechazó el “abuso mediático” del gobierno, en tanto sólo “después de cuatro intervenciones en los medios, llegó finalmente la cifra” de incremento presupuestario al congreso, y acusó una “descortesía” del gobierno al pedir premura en la tramitación.

“El vocero de Gobierno apremió a que este proyecto fuera despachado con prontitud y rapidez. Son palabras descomedidas y una descortesía flagrante, por cuanto se han tomado todas las medidas organizacionales para asegurar que el proyecto sea despachado como corresponde”, indicó.

Larraín dijo, respecto de los plazos, que "no podemos pretender que un presupuesto se apruebe en 30 días, eso no es posible", señalando que existe un cronograma que "nos puede permitir terminar a mediados o la tercera semana de noviembre".

Apuntó que "esperamos eso sí que el hecho de discutir un presupuesto bien, en detalle, con atención y buen análisis no signifique llegar al día 60, como ocurrió el año pasado. No estamos hablando de apurar el proceso, pero sí de hacer un debate en tiempos razonables".

* Vea además en Nación.cl: "Joven murió atropellada por bus en pleno centro de Santiago"