El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció un reajuste del salario mínimo y un bono familiar, medidas que beneficiarán a unos siete millones de chilenos de clase media, tras hacer un breve balance de los tres años de gobierno que se cumplen este 11 de marzo.

El mandatario chileno dijo que la responsabilidad en el manejo de las finanzas permitirá el adelanto en el reajuste del salario mínimo y una ampliación de cobertura del denominado "Bono Marzo", fecha que da inicio al año escolar en Chile.

"Esta semana enviaremos (al Parlamento) un proyecto de ley que anticipa el reajuste del salario mínimo que debía corresponder en junio. Una vez aprobado, el salario mínimo superará los 200.000 pesos mensuales (unos US$425)", explicó Piñera a través de una cadena de radio y televisión.

Asimismo, anunció que este lunes enviará un proyecto de ley "que aprobado con urgencia", permitirá otorgar un Bono Marzo de 40.000 pesos por familia (US$85) y 7.500 pesos adicionales (unos US$16) por hijo menor de 18 años o cualquier edad si tiene discapacidad.

Piñera, que ha fijado la economía, la educación, la salud y la seguridad ciudadana como prioridades para este último año de gobierno, resaltó que el articulado beneficiará a todas las familias que ya reciben ayuda gubernamental.

El presidente enfatizó que las medidas beneficiarán a más de dos millones de familias que en suma alcanzarán a más de siete millones de chilenos y que tendrán para el Estado chileno un costo de US$200 millones.

Piñera, el primer presidente de la derecha chilena, tras 20 años de gobierno de los partidos de centro izquierda de la Concertación, valoró también la estabilidad económica de Chile.

Señaló que "nos ha tocado gobernar en tiempos difíciles, a veces muy difíciles. Cuando llegamos al gobierno, nuestra economía demostraba evidentes signos de fatiga, la economía y los salarios crecían muy poco, el desempleo afectaba a muchas familias".

"Con el aporte de todos los chilenos hemos recuperado el liderazgo de nuestra economía y crear más de 800.000 nuevos empleos", agregó.

En 2012, Chile se destacó por excelentes cifras macroeconómicas, con un crecimiento del 5,5% estimado para ese año, una inflación del 1,5% y un desempleo en torno al 6%.

También el mandatario destacó los progresos en el proceso de reconstrucción tras el terremoto y tsunami del 27 de febrero del 2010, que provocó la muerte de 526 personas, dejó 800.000 damnificados y causó pérdidas por US$30.000 millones.

"En tres años hemos logrado reconstruir el 87% de lo que el terremoto y maremoto destruyeron, pero sabemos que nos falta camino por recorrer y familias por ayudar", expresó.

Por otro lado, el presidente Piñera valoró los avances en la igualdad en el trato de las mujeres y destacó la lucha contra la violencia intrafamiliar.

"Cambiamos la cultura del quien te quiere te aporrea, por la de quien te quiere te cuida y respeta a través de una lucha frontal con tolerancia cero contra la violencia intrafamiliar que es violencia contra las mujeres, niños y adultos mayores", enfatizó.

Piñera realizó el discurso momentos antes de reunirse en su casa en una cena de camaradería con todos los ministros del área política, los jefes de los partidos de la derecha y los precandidatos presidenciales de la alianza de gobierno, Andrés Allamand y Laurence Golborne.

Antes de las elecciones presidenciales de fin de año, la derecha espera revertir los malos resultados que han revelado las encuestas de cara a esos comicios, las que dan como ganadora a la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010), pese a que todavía la actual directora de ONU Mujer no ha anunciado oficialmente su candidatura.