Santiago. La economía chilena perdería un potencial de crecimiento de 1,5 puntos porcentuales de su Producto Interno Bruto (PIB) en 2010, debido al impacto del terremoto y posteriores tsunamis que golpearon al país, dijo este jueves el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El Gobierno ha calculado pérdidas por el sismo de magnitud 8,8 de unos US$30.000 millones, por lo que prepara un plan de reconstrucción financiado por una mezcla de fuentes para hacer frente a la tragedia.

"Ese diferencial de lo que el país habría podido crecer, y de lo que efectivamente va a crecer después del terremoto, es un costo del terremoto (...) un diferencial de un punto y medio para el año 2010 y luego va cayendo", dijo Larraín en una conferencia. El funcionario ha dicho que el gobierno podría recurrir a un fondo de ahorros soberanos, emisión de deuda interna y externa, así como decidió un recorte del presupuesto de más de US$700 millones.

Larraín explicó que de decidirse recurrir al financiamiento externo para obtener recursos para el programa de recuperación, podría hacerse con una emisión de bonos en el corto plazo.

"En dos meses, dos meses y medio (...) financiamiento externo si se hace a través de bonos", agregó.

El Gobierno de Sebastián Piñera estaría además preparando un alza de impuestos para mejorar su disponibilidad financiera para los próximos meses.

El titular de Hacienda explicó que espera un desempeño de la economía bastante negativo para el mes de marzo por efecto del desastre natural.