Santiago. La tasa de interés de Chile está en un nivel neutral y no posee sesgo direccional, debido a un alza en la inflación y una desaceleración más suave de lo esperado, dijo el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, a la edición dominical de un periódico local.

El banco cortó su tasa clave por primera vez en dos años y medio durante enero, citando riesgos a la economía global, pero las alzas del IPC han impulsado las apuestas del mercado de que la tasa se mantendrá en 5% en los próximos meses e incluso sería elevada para fines de año.

"No fue un error bajar la tasa en enero (.. .) el 5% de la TPM nos mantuvo dentro de rangos de una tasa neutral, por lo que tampoco es que hayamos pasado a una política monetaria expansiva ni mucho menos", dijo Vergara al diario La Tercera.

"En este momento no vemos como más probable una dirección que otra", agregó.

Los precios al consumidor en Chile treparon un sorpresivo 0,4% en febrero, impulsados por los costos del transporte y los alimentos, manteniendo la inflación anual por sobre el techo del 4,0% del rango de tolerancia del Banco Central por tercer mes consecutivo.

"Si vemos que los riesgos de inflación suben más, no nos va a temblar la mano para tomar las medidas necesarias de política monetaria", afirmó Vergara. "Pero no lo vemos hoy como el escenario más probable", sostuvo a la publicación.

La inflación durante la primera mitad de este año rondará el 4% y posteriormente bajará cerca de la meta de 3% fijada por el Banco Central, agregó.

Vergara dijo anteriormente este mes que la fuerte demanda interna podría aumentar las presiones sobre los precios.

Los altos costos de los combustibles e incrementos en los precios de las frutas y vegetales debido a la tercera sequía anual del país están desatando aún más la inflación pero son factores momentáneos, dijo a La Tercera.

El peso chileno opera a niveles consistentes con sus bases y equilibrio a largo plazo, dijo Vergara, agregando que una intervención cambiaria sólo se puede garantizar bajo condiciones extraordinarias.

El mayor productor de cobre del mundo crecería entre 3,75% y 4,75% este año, según las previsiones del banco, dijo el presidente, agregando que no había riesgo de sobrecalentamiento.