Chile anotó un superávit comercial de US$1.376 millones en enero debido a una caída en las importaciones, una débil demanda interna y un aumento en los envíos, según cifras difundidas el lunes por el Banco Central.

El saldo favorable en la balanza de Chile, una de las naciones con más tratados y pactos comerciales en el mundo, fue notablemente superior al déficit de US$553 millones que anotó en enero del 2014.

Las exportaciones alcanzaron a US$6.296 millones en el undécimo mes, un alza del 13,9% interanual, apoyado en un salto interanual del 30% en el valor de las exportaciones de cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, que llegó a los US$2.870 millones.

Las exportaciones del metal equivalen a más de la mitad del total de los envíos del país.

En tanto, las importaciones llegaron a 4.920 millones de dólares, una caída del 19,1%.

Chile cerró el 2014 con un superávit comercial de US$8.560 millones, debido a la caída en las importaciones por una débil demanda interna y una baja en el precio del petróleo, en medio del complejo panorama externo.

Para este año, el Banco Central ha pronosticado un saldo positivo de la balanza comercial de US$9.020 millones.