Nueva York. Chile se inscribió el martes ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos para vender hasta US$3.000 millones en bonos globales, lo que despeja el camino para que el país regrese a los mercados internacionales de capitales por primera vez desde 2004.

La inscripción se registra en momentos en que Chile necesita financiamiento para reconstrucción tras un devastador terremoto. El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, informó que el gobierno emitiría US$1.500 millones en bonos en el extranjero.

La prima de riesgo de la deuda de Chile en el Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes de JPMorgan se ubicaba el martes a 157 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro. Brasil se ubicaba a 221 puntos base y México a 198 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro.

El Congreso Chileno autorizó la emisión de bonos soberanos hasta por US$7.000 millones en 2010 y ya se han emitido alrededor de US$3.000 millones este año en el mercado local.