La tasa de desocupación del trimestre julio-septiembre alcanzó 7,4%, sin registrar variación respecto del trimestre móvil anterior y disminuyó 0,6 puntos porcentuales en doce meses.

Las variaciones anuales de la fuerza de trabajo (3,2%) y de la ocupación (3,8%), continuaron la senda decreciente observada en los períodos previos. Este comportamiento fue principalmente incidido por hombres y en menor magnitud por mujeres. El incremento de la ocupación total se estimó en 276.490 personas.

Respecto de las actividades económicas, éstas registraron un menor ritmo de aumento del empleo en doce meses. Industria Manufacturera, Construcción y Actividades Inmobiliarias, Empresariales y de Alquiler continuaron liderando dicho incremento.

Respecto del trimestre móvil anterior, en los aumentos de la fuerza de trabajo y la ocupación fue predominante el dinamismo
en mujeres.

El incremento trimestral del empleo se concentró en industria, comercio y administración pública. El empleo en Agricultura aumentó por segunda vez consecutiva, pero en menor magnitud comparado con el mismo período de 2010.