Chile podría retornar pronto a los mercados internacionales de capital con una nueva emisión de bonos, tras enviar solicitudes de propuestas a bancos este mes, dijeron a IFR tres fuentes con conocimiento de la situación.

Se espera que el país, con calificaciones soberanas Aa3/AA-/A+, recaude al menos el equivalente a US$1.000 millones con la colocación, que podría materializarse tan pronto como la próxima semana, aseguró una de las fuentes a IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

La última vez que Chile acudió a los mercados internacionales de deuda fue en diciembre, cuando completó una poco común oferta en euros y dólares a 10 años por el equivalente a más de US$2.000 millones, asesorado por Citigroup, HSBC y Santander.