Santiago. La minorista chilena La Polar espera concretar en octubre un millonario aumento de capital, clave para salir de su delicada situación financiera, pero cuenta con un plan alternativo si es que la operación no tiene éxito, dijo el miércoles el presidente de la compañía.

La Polar está en medio de presentaciones a inversionistas en Chile y el extranjero del plan para emitir unos 750 millones de nuevos títulos y así conseguir los cerca de US$250 millones que necesita para hacer frente a cuantiosas deudas.

"Estamos muy optimistas", dijo César Barros en una reunión con periodistas.

"Lo que entusiasma a casi todos los inversionistas es que las mayores ganancias que se han hecho en acciones en este país ha sido en compañías que están exactamente en la situación de La Polar, es decir, que están saliendo de grandes dificultades", añadió.

La Polar, una tienda enfocada a clientes de bajos ingresos, reconoció el año pasado que repactó créditos de cientos de miles de personas sin consultarles, aplicándoles altos intereses, lo que derivó en millonarias provisiones y provocó un remezón al negocio crediticio financiero.

Pese al optimismo sobre el éxito de la operación, Barros aseguró que existe un plan en caso de que los requisitos para su realización no se cumplan.

"Cuando me preguntan cual es el plan B, digo que tenemos más locales de los que necesitamos", indicó el presidente de la minorista y aseguró que cuentan con ofertas.

La empresa, protagonista de uno de los mayores escándalos financieros de la historia en Chile, necesita la capitalización para hacer frente a provisiones cercanas a los US$894 millones.

La Polar tiene negocios en Chile y en Colombia.

Las acciones de La Polar cerraron el miércoles con una caída del 1,23%, a 165,04 pesos, en la Bolsa de Comercio de Santiago.