Pekín. China acelerará en el segundo semestre un proceso para calibrar sus políticas con el fin de que apoyen el crecimiento, aunque ya hay señales que indican que la economía se está estabilizando, dijeron el martes los principales líderes del país.

Sin embargo, ni el presidente Hu Jintao ni el primer ministro Wen Jiabao dieron detalles específicos sobre qué medidas podrían tomarse para impulsar una economía que en el segundo trimestre creció a su ritmo más lento en tres años.

"Aunque el crecimiento económico se desaceleró, siguió dentro del rango de la meta fijada a inicios de año", dijo Wen en un encuentro de autoridades y asesores de adentro y de afuera del gobernante Partido Comunista.

El encuentro se realizó el mismo día de una reunión del órgano de decisiones del partido, el Politburo, la cual terminó con declaraciones similares sobre la economía, según reportó la agencia de noticias estatal Xinhua.

"La economía mostró señales de estabilización en las cifras de mayo y junio", dijo Wen de acuerdo con Xinhua, durante el encuentro con sus asesores.

Para impulsar el crecimiento, China acelerará el ajuste de sus políticas para hacerlas más enfocadas, preventivas y efectivas, dijo Wen, que reafirmó que Pekín se apegaría a su política fiscal proactiva y a su política monetaria prudente.

Wen agregó que era importante no subestimar las dificultades y los riesgos que enfrenta la economía, al señalar la holgura en la demanda externa y los riesgos a nivel local.

El primer ministro reiteró los esfuerzos de China para bajar impuestos, apoyar a las pequeñas empresas y estimular la inversión en el sector privado.

En tanto, el presidente Hu Jintao dijo durante el encuentro que Pekín tomaría medidas para mejorar el clima de inversiones y diversificar sus mercados exportadores, además de seguir adelante con reformas en los sectores de la salud y las finanzas.

"China debería aumentar el apoyo fiscal y monetario para la economía real y poner su prioridad en expandir la demanda interna", dijo Hu en el encuentro con participantes que no pertenecían al partido.

Analistas dijeron que si bien la puerta para una flexibilización de las políticas estaba claramente abierta, estos últimos comentarios no dan una pauta clara de lo que debería esperarse.

"Pensamos que sus discursos dejan la postura más bien flexible, ya que la expresión 'intensificar el ajuste de las políticas' no da un claro indicio de cuánto estímulo se desplegará", dijo Zhang Zhiwei, economista jefe de Nomura.