Pekin. El regulador bancario de China emitió este miércoles nuevas directivas en las que pide a los prestamistas chinos que estén atentos al riesgo de que países extranjeros puedan declararse en cesación de pagos.

La crisis de deuda en la zona euro ha generado temor a que algunos países no puedan honrar sus compromisos. La Comisión de Regulación Bancaria de China dijo que los prestamistas del país deberían realizar las revisiones correspondientes.

Los bancos deben asegurarse que sus clientes extranjeros tengan activos en divisas suficientes antes de emitir cualquier préstamo.

"El estallido de la crisis financiera global pone de relieve la necesidad y la importancia de fortalecer el manejo del riesgo en diferentes países extranjeros", dijo la Comisión en un comunicado en su sitio web (www.cbrc.gov.cn).

Los bancos chinos deben realizar provisiones para préstamos extranjeros, que van desde un mínimo del 50% para los activos más riesgosos hasta un 0,5% para los más seguros.