Beijing. China dio el visto bueno el pasado mes de abril a siete compañías extranjeras más para que transfieran dinero a la cuenta de capital del país bajo su programa de liberalización de la manera de gestionar esta cuenta, según datos publicados este miércoles por la Comisión Reguladora de Valores de China.

A seis empresas se les concedió el status de inversionista institucional extranjero calificado denominado en renminbi (RQFII, siglas en inglés) en abril, con lo que el número de firmas bajo el programa de RQFII asciende a 152.

En el programa de inversionistas institucionales extranjeros calificados (QFII), se agregó una compañía más a la lista el mismo mes, elevando el número total a 281.

La moneda de China, el yuan, es convertible con fines comerciales en la cuenta corriente, mientras que la cuenta de capital, que cubre las inversiones de cartera y préstamos, todavía está en gran parte controlada por el Estado debido a preocupaciones relativas a la posibilidad de flujos bruscos de capital de entrada y salida del país.

Con el fin de abrir gradualmente la cuenta de capital, el gobierno introdujo los programas de QFII y RQFII en 2003 y 2011 respectivametne. Conceden a los inversores extranjeros el derecho a transferir cuotas de dinero a la cuenta con miras a estimular los flujos controlables.

El programa de RQFII se ha abierto hasta el momento a países y regiones como la Región Administrativa Especial de Hong Kong, el Reino Unido, Singapur, Francia, la República de Corea, Alemania, Qatar, Canadá, Australia y Luxemburgo.

Hasta el 29 de abril, las instituciones extranjeras han recibido cuotas de QFII de hasta US$73.620 millones y el volumen bajo el RQFII totalizó 363.700 millones de yuanes.