Caracas. Venezuela y China firmaron hoy una nueva batería de acuerdos de cooperación conjunta en diversos terrenos, tres de los cuales comprometen a Pekín conceder créditos por US$5.691 millones al país suramericano.

En presencia de los presidentes de ambos países, Nicolás Maduro y Xi Jinping, quien culmina hoy una visita de Estado de 24 horas a Venezuela, ministros y funcionarios de ambos países suscribieron los acuerdos, incluido uno por US$4.000 millones para el llamado Fondo Conjunto Chino-Venezolano.

El Fondo recibirá en esta ocasión, detalla el acuerdo, un total de US$6.000 millones, de los cuales US$4.000 millones provendrán del Banco de Desarrollo de China y US$2.000 millones del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) de Venezuela.

Adicionalmente se firmó un memorando de entendimiento y cooperación financiera que compromete al Exibank de China a entregar a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) US$1.000 millones "para la compra de bienes y servicios para la industria, así como el impulso de nuevos proyectos petroleros".

China aportará adicionalmente US$691 millones para la certificación y exploración de reservas minerales de Venezuela y también "para el desarrollo de una mina de oro y cobre" situada en el sur venezolano.

Desde 2007 y hasta inicios de año, China ha provisto a Venezuela de más de US$40.000 millones a través del denominado Fondo Mixto Chino Venezolano, que permite financiar más de 200 proyectos venezolanos de desarrollo, y el Fondo Pesado Chino-Venezolano.

Venezuela paga a China con la exportación de 524.000 barriles diarios de crudo y derivados, volumen que espera elevar a un millón de barriles por día para 2016.

Entre otros acuerdos suscritos hoy, destaca uno "de cooperación financiera" por un monto no precisado para "agilizar los procesos de emisión de pólizas de seguros tanto para créditos de exportación suscritos por Pdvsa para proyectos petroleros y de gas natural contratados con empresas de China", como otros que garanticen "la exportación de productos y equipos mecánicos y eléctricos".

También se firmó un acuerdo para la compra venezolana de 10.000 vehículos chinos para uso particular y transporte escolar, y 1.500 autobuses, lo que incluye "capacitación de personal para el mantenimiento, procura de repuestos e instalación de sistemas automatizados de cobro de pasajes".

Asimismo se firmaron acuerdos para la creación de empresas binacionales para la producción de fertilizantes, agroquímicos y materiales de construcción.

Además, se acordó la próxima instalación de una planta de cemento en el estado Lara (noreste), la cual incrementará en alrededor de un 10% la actual producción venezolana de unos 10 millones de toneladas anuales.

La Cancillería de China, adicionalmente, donó a su similar de Venezuela 10 millones de yuanes (US$1,6 millones) "para financiar jornadas en 2015 de capacitación para funcionarios de medio y alto nivel" para "fortalecer el intercambio y la cooperación de desarrollo de los recursos humanos".