China cumplirá su objetivo anual promedio de aumento del salario mínimo del 13% para el quinquenio que terminará en 2015, aseguraron hoy varios expertos.

Un total de 19 regiones en China elevaron el salario mínimo un promedio de 14,1% en 2014, informó el Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social del país.

La velocidad del incremento es más rápida que la tasa de crecimiento anual promedio planeada, pero menor que la registrada en los tres años anteriores, apuntó el ministerio en un comunicado publicado en su página web.

En China, donde los gobiernos municipales y provinciales establecen los estándares del salario mínimo, un total de 27 regiones lo elevaron un promedio de 17% en 2013, mientras que el alza del salario mínimo en 25 regiones superó el 20% en promedio en 2011 y 2012.

El año pasado, Shanghai registró tanto el salario mínimo mensual estatutario más elevado, de 1.820 yuanes (297 dólares), como el salario mínimo por hora más alto, de 17 yuanes, indicó el ministerio.

"Aunque el crecimiento del salario mínimo se desaceleró, la tasa es considerada alta debido a que el crecimiento ajustado a la inflación siguió superando la expansión del PIB", dijo Zhou Tianyong, profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh).

La economía de China creció 7,4% en 2014, la expansión anual más débil en 24 años, y el índice de precios al consumidor (IPC), la principal medida de la inflación, creció 2 por ciento anualmente

Es bastante normal que el crecimiento del salario mínimo disminuyera luego de la desaceleración económica y las caídas en los precios de los productos, dijo Su Hainan, subjefe de la Asociación de Estudios Laborales de China.

"El ritmo de crecimiento de 20% anterior no podía durar para siempre", agregó Su.

Zheng Bingwen, director del Centro Mundial de Estudios de Seguridad Social de la Academia de Ciencias Sociales de China (ACSCh), cree que el incremento en el salario mínimo generará beneficios inmediatos para lo trabajadores con salarios más bajos.

Los datos ofrecidos por el Buró Nacional de Estadísticas muestra también que el salario de los trabajadores urbanos chinos creció a un ritmo más lento que el año pasado.

El ingreso anual promedio de los empleados urbanos en el sector público creció 9,4% anualmente a 56.339 yuanes, un tasa de crecimiento de 0,7 puntos porcentuales menos que en 2013.

Los ingresos para los empleados del sector privado aumentó en 11,3% a un promedio anual de 36.390 yuanes, con una tasa de crecimiento de 2,5 puntos porcentuales menos que en 2013.

El crecimiento en los ingresos en los años recientes puede ser considerado "compensatorio" debido a que el salario de los trabajadores chinos ha sido menor que la tasa del crecimiento del PIB durante muchos años, dijo Zheng Gongcheng, director del Centro de Investigación de Seguridad Social afiliado a la Universidad Renmin de China.