Viena. China seguirá siendo parte de los esfuerzos internacionales para ayudar a Europa a salir de su crisis financiera, dijo el sábado la subsecretaria de Relaciones Exteriores de China, Fu Ying, quien desestimó la idea de que Pekín no está haciendo nada mientras la región sufre.

"China será parte del esfuerzo internacional para ayudar a Europa. Hemos hecho mucho, hemos estado tanto en eso, los europeos lo saben", declaró a la prensa en el marco de una conferencia en Viena.

Al ser consultada cómo ayudaría China, contestó: "Queremos invertir, estamos importando más, estamos enviando delegaciones para comprar, eso ayudará a crear empleos, eso ayudará a estimular a la economía".

La funcionaria también dijo que China seguirá siendo parte de los esfuerzos porque el país está interrelacionado y es interdependiente con Europa.

Como dueño de la mayor reserva en moneda extranjera del mundo, China es uno de los pocos gobiernos con bolsillos lo suficientemente profundos como para comprar una parte importante de la deuda de gobiernos europeos y ayudar a sacar a la región de su malestar económico.

Los simpatizantes de esa idea sostienen que China se ayudaría a sí mismo si le diera una mano a la zona euro porque eso permitiría a Pekín diversificar sus reservas e impulsar el crecimiento económico en el mercado exportador chino, que es el mayor del mundo.

China se ha mantenido frío ante esas sugerencias y no se ha comprometido públicamente a contribuir con el fondo de rescate europeo.

Fu dijo en Viena que la idea de que China diera "ayuda" a Europa a menudo era mal entendida.

"Cuando se traduce al chino, suena como ayuda en desarrollo y no es eso de lo que estamos hablando", declaró ante un panel de discusión.

"El tipo de cosa que queremos hacer es ser parte del esfuerzo para estimular a la economía", explicó, y agregó que China esperaba elevar sus importaciones desde Europa el próximo año.