Nueva York.  Los inversionistas extranjeros redujeron sus compras de activos estadounidenses a largo plazo en abril, pero se mantuvieron como compradores netos, mientras que China elevó sus tenencias de bonos del Tesoro por segundo mes consecutivo, dijo el Departamento del Tesoro.

Las compras netas de activos a largo plazo de parte de los inversionistas extranjeros cayeron a US$83.000 millones, frente al récord de US$140.500 millones en marzo. A pesar del retroceso, el dato de abril es el segundo más alto en 2010.

Los inversores extranjeros mostraron un apetito saludable por las distintas clases de activos estadounidenses. Los bonos del Tesoro, la deuda corporativa, las acciones y los títulos de agencia atrajeron flujos netos.

China siguió siendo el mayor tenedor de bonos del Tesoro, con US$900.200 millones en sus arcas desde los US$895.200 millones de marzo.

Japón, el segundo mayor tenedor de bonos, amplió sus tenencias a US$795.500 millones desde US$784.900 millones.

La crisis de deuda en Europa fortaleció el atractivo de los activos denominados en dólares, dijeron analistas.

"Este es un informe fuerte. Los inversores globales están eligiendo tener una exposición mayor a los activos estadounidenses, dado el deterioro en Europa y el hecho de que la economía estadounidense se recuperará a un ritmo más rápido que la europea", dijo Michael Woolfolk, estratega de BNY Mellon en Nueva York.

Aunque las compras de activos de largo plazo cayeron levemente en comparación con marzo, las adquisiciones de bonos corporativos y de agencias se mantuvieron bien por encima de los niveles vistos a inicios de este año, cuando tuvo lugar una corriente vendedora considerable.

Los flujos generales netos, que incluyen activos a corto plazo como notas del Tesoro, alcanzaron a US$15.000 millones, por debajo de una cifra revisada de US$25.900 millones de dólares del mes anterior, reportada inicialmente como US$10.500 millones.