China seguirá presionando por la inclusión de su moneda en la canasta de divisas del Fondo Monetario Internacional, conocida como Derechos Especiales de Giro (SDR), indicó el banco central del país en un reporte sobre la internacionalización del yuan.

El Banco Popular Chino dijo también que el país va a alentar a los bancos centrales extranjeros a que incluyan activos en yuan -también llamado renminbi- en sus reservas de divisas.

A fines de abril, los activos denominados en yuanes que mantenían los bancos centrales extranjeros sumaban cerca de 666.700 millones de yuanes (US$107.420 millones).

China alentará a las entidades extranjeras a emitir bonos denominados en yuanes en el país asiático y va a flexibilizar gradualmente los controles en emisión de bonos en renminbi que realicen firmas chinas fuera del país, dijo el banco central.

El banco dijo también que estudia planes de abolir los límites de las cuotas sobre inversión en bancos centrales extranjeros en el mercado de bonos interbancario de China.