Shangai. China anunció este lunes que los bancos locales ya no deberán obtener la aprobación especial del regulador nacional de mercado cambiario para realizar inversiones en el extranjero a partir del 1 de septiembre de este año, como parte de la iniciativa del país para ayudar a los solventes acreedores chinos a expandir su presencia mundial.

La administración estatal de mercado cambiario indicó en un comunicado que los bancos locales, incluidos los bancos extranjeros incorporados a nivel local, como HSBC Bank (China) Co., pueden notificar de manera directa al regulador sus transacciones en moneda extranjera, siempre y cuando cuenten con la aprobación necesaria del regulador bancario o de otras autoridades pertinentes.

La regulación se aplicará al financiamiento destinado a establecer sucursales, fondos para filiales e inversiones de capital en compañías en el extranjero, según la entidad.