Pekin. La inflación de China en junio superaría la registrada en mayo de un 5,5% -la mayor en 34 meses-, antes de una moderación en la segunda mitad de 2011, dijo el miércoles la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, por su sigla en inglés).

El máximo planificador económico del Gobierno dijo que las medidas de ajuste para controlar la inflación poco a poco están teniendo efecto y que los precios al consumidor se mantendrían bajo control este año.

"Los precios al consumidor pueden mantenerse en un nivel relativamente alto en los próximos meses, pero la situación general sigue siendo controlable", dijo la NDRC en un comunicado publicado en su sitio en internet (www.ndrc.gov.cn).

La mayoría de los analistas esperan que la inflación china alcance un máximo cercano a un 6 por ciento en junio o julio, para empezar a moderarse en el segundo semestre.

El banco central, dispuesto a frenar la inflación, ha presentado una serie de medidas de ajuste en los últimos meses, incluyendo repetidos aumentos de las reservas bancarias requeridas y las tasas de interés.

El Gobierno ha establecido un tope anual de inflación del 4% este año, pero con un obstinado aumento de los precios, muchos economistas creen que la meta será difícil de conseguir.