China está aumentando su inversión en Ecuador a medida que explora oportunidades de negocios en la nación sudamericana, y este año los acuerdos bilaterales alcanzan más de US$5.000 millones, dijo este martes una ministra ecuatoriana.

Aunque otros inversionistas se han demorado en retornar a Ecuador después de que el país declarara una moratoria de pago por US$3.200 millones en bonos globales en el 2008, Nathalie Cely, ministra coordinadora de la producción, dijo que este año China es por lejos el mayor inversionista extranjero en Ecuador.

Ecuador, el país más pequeño dentro de la OPEP, firmó en agosto un préstamo de US$1.000 millones con China, hambrienta por proyectos petroleros y de infraestructura.

En junio, el país anunció la aprobación de un crédito de US$1.700 millones del Banco de Exportaciones e Importaciones de China para financiar parcialmente la construcción de una central hidroeléctrica.

La cifra de más de US$5.000 millones marcaría un incremento significativo desde el 2009, cuando la inversión directa de China en Ecuador alcanzó sólo US$56 millones, según datos del Banco Central de Ecuador.

Cely anunció la cifra en un evento en Tokio, donde se encuentra como parte de la comitiva oficial encabezada por el presidente Rafael Correa, para promover al país como un destino de inversión.