El Gobierno de China planea gastar 250.000 millones de yuanes (unos US$40.300 millones) para estimular el crecimiento en las áreas de la economía que más necesitan apoyo, anunció el miércoles el Gabinete de China.

El Consejo de Estado dijo tras su reunión semanal que las autoridades también acelerarán la construcción de grandes proyectos de servicios públicos, como autopistas e instalaciones de conservación de agua.

El Gabinete no emitió comentarios sobre el derrumbe del mercado bursátil de China, que ha perdido casi un tercio de su valor desde mediados de junio, luego haberse más que duplicado antes de la corriente liquidadora.