Una mayor ampliación de la banda de flotación del yuan es una opción que el banco central podría tomar en el futuro para reflejar mejor las fuerzas del mercado, dijo este sábado un funcionario del Banco Popular de China, aunque no reveló fechas.

Guo Jianwei, subdirector del departamento de política monetaria del banco central chino, afirmó que el tipo de cambio del yuan se estaba aproximando a un nivel equilibrado y que cada vez más se movía de acuerdo a las demandas del mercado.

El banco central de China extendió la banda de flotación del yuan en abril para permitir que la divisa se apreciara o depreciara hasta 1% desde un punto medio, en relación a su límite previo de 0,5%.

"Ampliar más la banda de flotación del yuan es una consideración de la política en el futuro, puesto que el mecanismo de formación del yuan estará basado cada vez más en el mercado", dijo Guo a periodistas en los márgenes de un foro sobre inversión en la ciudad china de Xiamen.

"Aún hay un rango para que la banda de flotación del yuan pueda extenderse si queremos dejar que el mercado tenga un mayor rol en decidir sobre el tipo de cambio de la moneda", agregó.

En las últimas semanas la divisa china ha oscilado en valor y el funcionario dijo que ello brindaba una buena oportunidad para dar al yuan mayor libertad, puesto que los inversores ya no apuestan exclusivamente en la apreciación, lo que ayuda a atenuar los cambios en el valor de mercado de la moneda.

El yuan ha caído de forma constante en valor por buena parte del año, en relación a la apreciación de 4,7% de 2011, en parte debido a la debilidad del euro y a la desaceleración económica en China, aunque la moneda de alguna manera se ha recuperado desde mínimos vistos en julio.

En las últimas semanas, el banco central mantuvo el punto medio en entre 6,33 y 6,35 contra el dólar, en línea con el índice de la moneda estadounidense que se ha estabilizado luego de avanzar marcadamente mientras la crisis de la zona euro se agudizaba.

Guo también dijo que era un buen momento para que las firmas chinas realicen inversiones en el extranjero en yuanes, a fin de eludir los riesgos de conversión de la moneda. Aquellas inversiones también ayudarían a incrementar el estatus global de la divisa china.

"Nuestro sueño de desarrollar el yuan para que sea utilizado como una moneda global más común está tomando forma y creo que tenemos las condiciones para finalmente lograrlo", expresó.