El gobierno chino ha recibido autorización para relajar las normas de inversión en tres nuevas zonas de libre comercio (ZLC), después de que el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN, el máximo órgano legislativo del país) diese el visto bueno a la medida este domingo en su sesión bimestral.

Las nuevas zonas estarán ubicadas en la provincia meridional de Guangdong, en la provincia suroriental de Fujian y en la municipalidad septentrional de Tianjin. La única ZLC actualmente en funcionamiento se encuentra en Shanghai.

La resolución para un cambio temporal en las regulaciones para las autorizaciones administrativas en estas nuevas zonas de libre comercio fue aprobada en una votación en la sesión bimestral del Comité Permanente de la APN.

De acuerdo con el documento aprobado, las compañías extranjeras no necesitarán autorización gubernamental para establecer nuevos negocios en estas ZLC, como tampoco para cerrarlos, acometer fusiones o cambiar el propósito comercial. En cambio, necesitarán únicamente informar de sus planes de negocio a las autoridades.

Estas políticas preferenciales entran en contradicción con 12 artículos de cuatro leyes sobre las empresas extranjeras, las empresas conjuntas sino-extranjeras y los inversores taiwaneses, de modo que el Comité Permanente de la APN autorizó al Consejo de Estado (el gabinete chino) a que ajuste su implementación en las ZLC.

La modificación temporal comenzará en marzo del próximo año y se prolongará tres años, según la decisión.

Tras ese periodo de tiempo, el Consejo de Estado hará una evaluación sobre el cambio y decidirá si propone una revisión legislativa o volver a las normas originales.

Previamente este mes el Consejo de Estado había anunciado que China va a establecer tres nuevas zonas de libre comercio y ampliar la de Shanghai, en un intento de reformar el sistema administrativo y mejorar el entorno del mercado.

Desde la puesta en marcha de la ZLC de Shanghai, en septiembre de 2013, el gobierno chino la ha utilizado para probar varias políticas nuevas, entre las que se incluyen la gestión de la lista negativa en las inversiones extranjeras, las políticas comerciales y financieras preferenciales y la apertura de más industrias a inversores foráneos.

"La práctica (llevada a cabo en la ZLC de Shanghai) puede copiarse y aplicarse a cualquier sitio", afirmó el ministro de Comercio, Gao Hucheng, al explicar el pasado viernes ante los legisladores el proyecto de resolución en nombre del Consejo de Estado.

Mediante la ampliación de la ZLC de Shanghai y la creación de nuevas zonas, las políticas de reforma pueden ponerse a prueba en un área geográfica más grande y a mayor escala, agregó.

De acuerdo con la resolución, la ZLC de Guangdong, con una superficie total de 116,2 kilómetros cuadrados, incluirá zonas de las ciudades de Guangzhou, Shenzhen y Zhuhai.

La zona de libre comercio de Tianjin, que ocupará una superficie de 119,9 kilómetros cuadrados, consistirá en tres secciones alrededor del puerto y el aeropuerto de Tianjin y del parque industrial Nueva Área de Binhai.

Por su parte, la ZLC de Fujian tendrá una superficie de 11,04 kilómetros cuadrados e incluirá áreas industriales de la capital provincial, Fuzhou, la ciudad de Xiamen y Pingtan, un nuevo parque industrial enfocado a la inversión procedente de Taiwan.

Además, se agregará una superficie de 91,94 kilómetros cuadrados a la ZLC de Shanghai.