China registró un déficit fiscal significativamente mayor que su objetivo en 2016, según un cálculo de Reuters basado en datos preliminares publicados el lunes por el Ministerio de Finanzas.

El déficit preliminar fue de 2,83 billones de yuanes (413.000 millones de dólares), una cifra que de acuerdo a cálculos de Reuters corresponderá al 3,8% del Producto Interno Bruto (PIB).

China había anticipado un déficit para el año pasado de 2,18 billones de yuanes, equivalente al 3% del PIB.

Pekín confió en el gasto público para estabilizar el crecimiento económico durante el año pasado, pero las preocupaciones sobre la deuda del país están aumentando.

Los gastos fiscales en 2016 aumentaron un 6,4% respecto al año anterior, mientras que los ingresos aumentaron un 4,5%, dijo el ministerio.

Las cifras están sujetas a revisiones. A principios de 2016, sus cifras preliminares establecieron que el déficit durante 2015 fue de 2,355 billones de yuanes, pero las cifras finales mostraron un déficit de 1,62 billones de yuanes, o 2,3% del PIB.

En 2016, los ingresos por los impuestos sobre el valor agregado (IVA) aumentaron un 30,9% con respecto al año anterior, mientras que la recaudación por tributos a las empresas cayeron un 40,4%.