Pekín. China registró un déficit de US$51.700 millones en su cuenta de capital y financiera en el tercer trimestre, mostraron los datos oficiales del miércoles, una revisión a la baja respecto de los US$70.800 millones informados en octubre.

No obstante, la medición final del déficit, reportada por la Administración Cambiaria Estatal en su web www.safe.gov.cn, marca la segunda brecha consecutiva, lo que probablemente aumentará el nerviosismo de los inversores sobre una fuga de capitales en el corto plazo.

China tuvo un déficit en la cuenta capital de US$41.200 millones en el segundo trimestre y un superávit en cuenta corriente de US$53.700 millones, dejando un pequeño superávit en el balance de pagos.

Hay señales de que algunos inversionistas están retirando fondos de corto plazo de la segunda mayor economía del mundo ante un declive económico global, pero los responsables chinos han minimizado el riesgo de una fuga de capitales.

La administración cambiaria atribuyó el déficit en cuenta capital a un aumento de los depósitos en dólares en poder de las firmas chinas, o más compras de dólares para su inversión extranjera.

La tendencia fue impulsada por la leve depreciación del yuan desde fines del año pasado hasta julio, pero la divisa local recobró impulso posteriormente pues el dólar se debilitó ampliamente y también por los indicios de estabilización de la economía china.