China podría lanzar un mercado de bonos basura este mismo mes o el próximo, dijeron medios locales este lunes, una medida que podría ampliar el acceso al crédito para las empresas privadas pequeñas que tienen casi cerrado el sistema financiero del gigante asiático dominado por el Estado.

La Comisión Regulatoria de Valores de China (CSRC por su sigla en inglés) se reunió con ejecutivos de las principales casas de corretaje del país y les dijo que quiere un mercado de bonos de alto rendimiento, según participantes del encuentro, publicó el diario China Business News de Shanghái.

Zhou Ruanfan, vicepresidente de Pengyuan Credit Rating Co Ltd, fue citado por el periódico y dijo que la CSRC había diseñado un proyecto de normas para este tipo de bonos, que ofrecen rendimientos más altos y más riesgo que los bonos corporativos con grado de inversión.

Se permitirá que las empresas pequeñas y que no cotizan en bolsa, y otras entidades calificadas, vendan sus bonos bajo un sistema de registro basado en el mercado, lo que implica que los reguladores no examinarán ni aprobarán cada emisión, dijo Zhou según el diario.

"Las reglas podrían ser implementadas tan rápidamente como en el mismo febrero", dijo Zhou.

El medio citó a otro ejecutivo de correduría que dijo que la sesión anual del Parlamento en marzo sería una buena ventana de oportunidad para lanzarlo, aunque otros participantes en la reunión dijeron que la fecha de lanzamiento sería posterior, reportó el periódico.

El mercado de bonos de alta rentabilidad apoyará al crecimiento económico de China al proveer de una fuente de financiamiento muy necesaria para las empresas más pequeñas, de acuerdo a Yin Jianfeng, subdirector del Instituto de Finanzas y Banca de la Academia China de Ciencias Sociales.

"Las agencias calificadoras ganarán, los colocadores ganarán, las empresas ganarán y los inversionistas ganarán también", dijo Yin.

Pero Yin agregó que la actual situación, en la que las grandes compañías estatales dominan las emisiones de deuda, persistirá en el corto plazo.

"Sería poco realista esperar que el mercado de bonos basura genere un cambio fundamental en la estructura del mercado de bonos de China", dijo Yin.