Tokio. La economía de Japón se desaceleró fuertemente en el período abril-junio, lo que sumó problemas a un país que ya enfrenta una deflación, mientras que la apreciación del yen amenaza a una economía exportadora. Con las cifras reportadas, China se pone por delante de la nación nipona como la segunda economía del mundo.

El primer ministro Naoto Kan y el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, se encontrarían en los próximos días para analizar la subida del yen y posibles respuestas, aunque los analistas creen que las opciones son limitadas.

"Creo que el Banco de Japón y el gobierno necesitan tomar medidas decisivas contra los movimientos de las monedas. La intervención monetaria sería posible si el yen se acerca a las 80 unidades por dólar. Si eso es acompañado por una política expansiva (...) tendría un cierto efecto", dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute en Tokio.

La expansión trimestral de 0,1% del Producto Interno Bruto (PIB) representó un incremento anualizado de 0,4%, con lo que se ubicó muy por debajo del pronóstico promedio de 2,3%.

El crecimiento de la segunda mayor economía del mundo fue muy inferior al 2,4% de Estados Unidos en el mismo trimestre, aunque aún así logró un tercer trimestre consecutivo de expansión.

Ello siguió a un crecimiento revisado de 4,4% en los tres primeros meses del año, debido a una moderación del sector exportador y un estancamiento del consumo.

"El consumo estuvo estable, lo que demuestra que los subsidios del gobierno a los hogares con hijos no generó un impulso en el gasto privado", dijo Minami, quien agregó que la apreciación del yen podría comenzar a impactar en el crecimiento del segundo semestre.

La economía de Japón ha tenido sus altibajos desde que emergió en el segundo trimestre de 2009 de la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, apoyada principalmente por las exportaciones a Asia y por los programas de estímulo del gobierno.

China supera a Japón.  Las cifras reportadas ponen a China por delante de Japón como la segunda economía más grande del mundo durante el trimestre, según una base nominal en dólares, dijo Keisuke Tsumura, secretario parlamentario de la Oficina del Gabinete.

El funcionario agregó, sin embargo, que hay que esperar las cifras del año completo antes de cambiar el ranking.

"Debido a que tenemos cálculos diferentes para los ajustes estacionales, sería correcto y justo comparar las cifras del año completo", manifestó Tsumura.

El PIB de Japón en el segundo trimestre antes de realizar ajustes estacionales sumó US$ 1,2883 billones, contra los US$1,3369 billones del PIB de China en el mismo período, declaró.

El principal regulador monetario en China dijo el mes pasado que la economía de su país ya había superado a la de Japón.

Analistas agregaron que el repunte del yen, que trepó hasta 84,72 unidades por dólar, podría comenzar a afectar de manera negativa el crecimiento de las exportaciones en la segunda mitad del año fiscal, que culmina en marzo de 2011.

Kan ha expresado preocupación respecto a la fortaleza del yen, y fuentes en el gobierno indicaron que él podría reunirse con el gobernador del banco central esta semana para discutir el asunto.

A fines del año pasado -la última vez en la que el yen se apreció a más de 85 unidades por dólar-, el Banco de Japón convocó a una reunión de emergencia y anunció un plan de financiamiento a tres meses, un día antes de que Shirakawa se reuniera con el entonces primer ministro Yukio Hatoyama.

El yen ha trepado constantemente contra el dólar desde principios de mayo, sumando un avance de más de 10% y acercándose a su máximo histórico de 1995, a 79,75 unidades por dólar, lo que ha llevado a los mercados a especular que las autoridades podrían intervenir.