Pekín. El sector de servicios de China se debilitó en enero luego de que medidas de ajuste a las propiedades pesaron sobre la demanda, mostró un sondeo oficial el viernes, reforzando el argumento a favor de una flexibilización para impulsar el crecimiento económico.

Una encuesta privada mostró que el sector de servicios se expandió a un ritmo constante pero lento en enero, con el crecimiento del empleo cayendo a un mínimo en tres años.

Una débil inversión en propiedades causada por las medidas de ajuste de Pekín fue un lastre significativo en la actividad de servicios, según un comunicado emitido conjuntamente por la Oficina Nacional de Estadísticas y la Federación China de Logística y Compras (CFLP, por su sigla en ingles).

"El PMI del sector de servicios en enero bajó desde el mes anterior, mostrando que el crecimiento del sector no manufacturero se está desacelerando. La fuerte contracción de la actividad de construcción repercutió en el índice", dijo Cai Jin, un vicepresidente de la CFLP, en un comunicado que acompañó el índice oficial.

El índice chino de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) oficial de los sectores no manufactureros cayó a 52,9 puntos en enero desde 56 en diciembre.

El sondeo oficial también mostró que el sector inmobiliario reportó la caída más profunda, con los dos subíndices que miden la actividad del sector empresarial y los nuevos pedidos retrocediendo a 38,1 y 35,7, respectivamente, lo que marca su quinto mes consecutivo de contracción.

El subíndice de nuevos pedidos bajó a 48,5 en enero desde 50,5 el mes anterior.

En tanto, el PMI del sector de servicios chino elaborado por HSBC se situó en 52,5 por tercer mes consecutivo en enero, con un incremento de los nuevos pedidos, lo que indica una expansión constante, pero lenta.