Pekín. China gestionará sus US$3,2 billones en reservas de moneda extranjera de una manera más creativa para garantizar resultados "eficaces", dijo este lunes su banco central, mientras se comprometía a trabajar más para relajar el control de los mercados financieros del país.

En una declaración de amplio alcance destacando sus metas para el 2012, el Banco Popular de China (BPC) se comprometió a reducir el control estatal sobre las tasas de interés de China y sobre los mercados de divisas para permitir que las fuerzas del mercado tengan un rol más grande.

"Se harán esfuerzos continuos para administrar los activos de reservas de China con nuevas ideas y de una manera más eficaz", dijo el lunes el banco central antes de su conferencia de prensa anual.

"Se llevará a cabo un avance constante para promover la convertibilidad de la cuenta de capital", indicó el comunicado. "El banco central avanzará de forma constante las reformas hacia tasas de interés basadas en el mercado y la tasa cambiaria del renminbi (yuan)", agregó.

Pekín quiere que el yuan, también conocido como renminbi, sea básicamente convertible para el 2015 cuando empiece a cotizar con menos restricciones del gobierno, con la esperanza de que esto siente las bases para las ambiciones de China de ser un centro financiero global para el 2020.

Pero muchos analistas sostienen que todavía queda mucho por hacer, diciendo que China necesita liberar su mercado de tasa de interés antes de liberar a su moneda.

Algunos se muestran escépticos de que China tenga la voluntad política para sacar adelante reformas de tasas que podrían dañar a la salud de sus gigantescos bancos controlados por el Estado.