Tokio. El yen caía en general este miércoles, alcanzando mínimos de 10 meses frente al euro y tocando su menor nivel en casi tres semanas frente al dólar debido a que los diferenciales de tasas de interés se ampliaban a favor de las monedas europeas y del dólar estadounidense.

Comentarios en línea con la subida de tasas por parte de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo contrastaban con la actitud del Banco de Japón, que parece preparado a dejar sus tasas cerca de cero por algún tiempo para apoyar a la economía nipona mientras se recupera de los efectos del terremoto del pasado 11 de marzo.

La especulación de que los inversores japoneses puedan reducir las posiciones de "hedging" ligadas a sus inversiones extranjeras y la ausencia de un enorme flujo de repatriación tras el terremoto están tornando el foco de vuelta a los fundamentales económicos, que están reforzando el estatus del yen como divisa de financiación.

"Hemos tenido comentarios de la Fed y un cambio en el sentimiento hacia la política monetaria de Estados Unidos desde una perspectiva de tasas que ha empujado los diferenciales de Estados Unidos y Japón, llevando al dólar al alza", dijo Mitul Kotecha, jefe de estrategia global de divisas de Credit Agricole en Hong Kong.

El dólar subía un 0,6% a un máximo de tres semanas de 83,02 yenes, tras haber sobrepasado su media móvil de 50 días de 82,10 unidades. El siguiente nivel de resistencia estará en 83,30 yenes, el máximo del 11 de marzo.