No obstante, debido a la estrechez de liquidez en la isla y al peligro de una fuga de capitales, se siguen manteniendo las limitaciones a la circulación de capital.

La disposición, que fue aprobada el jueves por la tarde, entra en vigor este viernes y se mantendrá por el momento durante una semana.

Además, también se van a permitir transferencias de hasta 300.000 euros al día de una cuenta a otra dentro de Chipre. Al extranjero se podrá transferir hasta 20.000 euros por negocios, frente a los 25.000 y 5.000 euros, respectivamente, de límite que estaba vigente, según despacho de DPA.

Las sumas que superen esas cantidades tienen que contar con la aprobación del banco central chipriota. El límite del dinero en efectivo del que se puede disponer a diario sigue siendo de 300 euros por persona y entidad.